¿Qué es el vinilo electrostático y cómo es su colocación?

Decorar vitrinas o ventanas es una tarea divertida en la que puedes dar rienda suelta a toda tu creatividad.

Combinar colores y diseños va a arrojar resultados fantásticos que pueden lograr que tu tienda, tu oficina o hasta tu hogar sean lugares más llamativos y alegres.

Si quieres saber cómo lograrlo, es momento de descubrir qué es el vinilo electrostático y cómo es su colocación, ya que es uno de los materiales más modernos y adaptables que puedes usar para esta tarea.

 


 

¿Qué es el vinilo electrostático?

El vinilo electrostático es un material hecho de PVC que puedes usar para decorar cualquier superficie que no sea porosa.

Es ideal para usar sobre plástico, metacrilato y vidrio, y funciona de maravilla para plasmar ideas sobre esos materiales.

Por su gran versatilidad es usado constantemente para poner las ofertas en las vitrinas de las tiendas, permite hacer publicidad de manera efectiva con poca inversión de recursos y tiempo.

En el hogar, puedes disminuir la cantidad de luz que entra por las ventanas y decorar con diseños de tu propia inspiración y cambiarlos con la frecuencia que quieras, ya que es sencillo de usar.

Su nombre lo recibe debido a que se adhiere con la carga electrostática que se genera, una vez entra en contacto con la superficie en la que se va a instalar.

 

 

¿Cómo es la colocación del vinilo electrostático?

Si ya estás animándote a usarlo, entonces ahora es momento de saber cómo es la colocación del vinilo electrostático.

Sigue los siguientes pasos para que logres el mejor acabado posible.

 

  • Trabaja con un diseño previo, esto es importante porque podrás cortar el vinilo electrostático siguiendo el patrón que estableciste previamente. Así, evitarás desperdiciar material y terminarás tu proyecto de una manera más eficiente.

 

  • Limpia la superficie en la que usarás el vinilo. Para esto, usa una botella con aspersor; prepara una solución de agua y unas gotas de jabón líquido, esparcela por toda la extensión y pasa una esponja para retirar la suciedad.

 

  • Una vez que esté limpio, rocía nuevamente la mezcla de agua y jabón, pero esta vez no la retires.

 

  • Retira el papel protector del vinilo electrostático y aplica este último en la superficie en la que estás trabajando.

 

  • Ajusta el vinilo hasta tenerlo en la posición que le corresponde de acuerdo al diseño previo que has elaborado.

 

  • Ahora, es el momento de pasar un limpiador de vidrio, a fin de retirar el exceso de agua jabonosa y las burbujas de aire que se han quedado atrapadas bajo el vinilo. 

 

  • Si al terminar la aplicación del vinilo notas algún desperfecto, puedes corregirlo usando un cutter y una espátula plástica, de forma muy cuidadosa.

 

  • Finalmente, seca la superficie.

Como ves, es un procedimiento sencillo y que no requiere de grandes conocimientos, pero sí debes hacerlo tomándote el tiempo necesario y teniendo todas las herramientas a la mano.

El vinilo electrostático también puede ser útil cuando tienes estancias separadas por cristales o puertas transparentes, ya que al aplicar un diseño atractivo o tapar totalmente el cristal con vinilo llenas de intimidad el espacio. 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CONTACTO