Los adhesivos son utilizados en un gran número de sectores, para una amplia variedad de funcionalidades y por muchas personas, e identificar qué tipo de adhesivos debemos elegir para unas características concretas hará que nuestra decisión de adquirirlos sea todo un éxito.
¿Quieres saber más acerca de ellos?

¿Qué son los adhesivos y de qué están formados?

Desde el punto de vista más informativo, los adhesivos son componentes naturales o sintéticos que son capaces de fijar de manera mecánica objetos.
Esta sustancia puede aparecer en estado líquido o semilíquido y tiene la capacidad de mantener dos materiales juntos a través de la adhesión de ambas superficies.
Pueden unir diferentes tipos de materiales, pero los delgados son los que mejores resultados logran aportar.

Adhesivos en función a sus componentes:

Adhesivos de origen vegetal: Generalmente están formados por fécula de patata.
Adhesivos sintéticos: Tienen como principal componente a los polímeros, que son derivados del petróleo.

Adhesivos en función de su presentación:

Adhesivos sólidos: Se utilizan sobretodo en procesos industriales. Son calentados para fundirlos después, ya que se enfrían rápidamente.
Adhesivos líquidos: Por todos conocidos como colas blancas tienen en su composición un vehículo líquido que cuando se seca hace que la unión sea altamente resistente

Adhesivos en función de su uso:

Adhesivos industriales: Estos son utilizados en una gran variedad de procesos de fabricación con la finalidad de realizar uniones.
Adhesivos profesionales: Se utilizan mayormente en la instalación y unión de distintos materiales, sobretodo pavimentos o revestimientos.
Adhesivos para uso doméstico: Colas blancas de papelería destinadas al mundo de las manualidades.

Adhesivos en función de su curado:

Adhesivos por evaporación: Son el resultado de la disolución entre solventes orgánicos en agua y se aplican sobre la superficie que se quiere pegar.
Adhesivos reactivos: Dentro de ellos encontramos los de uno y dos componentes. Cuando solo tienen un componente, estos reaccionan a la temperatura o humedad y cuando tienen dos componentes reaccionan cuando entran en contacto las dos resinas.
Adhesivos de fusión por calor: Están formados por termoplásticos que se funden sobre la superficie a pegar.
Adhesivos sensibles a la presión: Elastómeros fabricados en forma de recubrimiento sobre los que aplicando presión se provoca adherencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CONTACTO